Gemma Badia, alcaldessa de Gavà

Dejamos atrás el verano y sus altas temperaturas y damos la bienvenida al otoño. Gavà arranca de nuevo y coge todo su ritmo.

Lo vemos en la actividad escolar, con miles de estudiantes llenando las aulas. Y un curso más, con el apoyo del Ayuntamiento. Así lo demuestran las obras de mejora en las escuelas de primaria, con 300.000 euros de inversión municipal. Y la convocatoria anual de becas y ayudas, dotada con 200.000 euros y que beneficiará a centenares de familias: recordad, el plazo para solicitarlas está abierto hasta el 31 de octubre.

Lo vemos también con la nueva edición del programa “Gavà al costat de la gent gran”, que llena el mes de octubre de actividades y propuestas. Nunca nos cansaremos de reconocer la importancia de nuestros mayores, nunca dejaremos de dedicar esfuerzos para ayudarles.

Jóvenes y no tan jóvenes, una clara señal de cómo Gavà retoma su actividad. Como lo hacen los comercios, y las empresas, y la pagesia, y las entidades, y los clubes deportivos. Nuestra ciudad es una suma de personas y voluntades, de gente trabajadora, implicada, inconformista. Y estar a su servicio es la tarea esencial y permanente de nuestro Ayuntamiento.

Por eso estos días tenemos dos ejemplos más de acciones y proyectos que inciden en nuestra vida cotidiana y que construyen futuro.

Por un lado, la instalación de cámaras de videovigilancia con el objetivo de mejorar la seguridad. Un total de 38 (26 en la primera fase) , que se ubican en los accesos a la ciudad, los barrios de la Sentiu, Bruguers, Ca n’Espinós y Gavà Mar, y en el entorno de la estación de Renfe. Entrarán en funcionamiento en las próximas semanas y también permitirán supervisar el tráfico. Utilizarán la tecnología más avanzada y estarán conectadas a un sistema central ubicado en la comisaría de la Policía Municipal y coordinado con otros sistemas de información policial.

Por otro lado, la nueva piscina pública descubierta. Ya tenemos la propuesta, y ahora toca trabajar intensamente para que sea realidad en 2027. Sí, hace falta tiempo porque es un proyecto importante, pero la espera valdrá la pena. Estará ubicada al lado de la masía de Ca n’Horta y junto a la C-245, y plenamente integrada en el parque del Calamot. Muy cerca del casco urbano, lo que permitirá llegar a pie, pero también en transporte público, en bici y en vehículo privado, ya que contará con zonas de aparcamiento. Los vecinos y vecinas de Gavà tendremos tres piscinas diferenciadas: lúdica, deportiva y para los más pequeños. Estoy convencida de que será una instalación de primera. Os invito a conocer los detalles en estas mismas páginas.

Ya lo véis, Gavà no para. Y sumando esfuerzos, juntos la hacemos cada día mejor.