El acuerdo y trabajo bilateral es el impulso que necesitamos
La alcaldesa Gemma Badia, firma el protocolo de colaboración

Gemma Badia ha destacado la importancia de este protocolo que para Gavà “supone la creación de una comisión bilateral que irá cerrando muchos proyectos, que ya tenemos muy trabajados, y que estarán acabados en septiembre”. A partir de la creación de esta comisión bilateral “podremos dar el impulso necesario a todas las actuaciones, tanto desde el punto de vista de la ejecución como de la financiación a través de los fondos europeos”.

La alcaldesa Gemma Badia ha agradecido a la Ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana “que su primer acto en Catalunya haya estado tan cerca del municipalismo. Nuestras ciudades necesitan un enfoque no solo económico sino también social para recuperarnos del periodo crítico que ha supuesto la pandemia”.

Badia se ha mostrado “pletórica” ante el reto de llevar adelante estos proyectos “son temas en los que ya llevamos mucho tiempo trabajando, siempre en la línea de hacer una ciudad amable, sostenible, con igualdad de género y sin fracturas sociales y este protocolo, que establece un trabajo conjunto, es sin duda, el mejor impulso”.

Una de las actuaciones que para la alcaldesa es prioritaria “es la conexión de los barrios Norte como Can Tries, Can Tintorer y Les Farreres con el resto de la ciudad , en septiembre podremos detallar mucho más este proyecto”.

La ministra Raquel Sánchez, ha abogado en su discurso por ciudades justas y solidarias que combatan la pobreza y la marginalidad, que respiren igualdad de género, así como ciudades verdes adaptadas al cambio climático y energéticamente eficientes, comprometidas con una movilidad sostenible y con la accesibilidad universal, y económicamente dinámicas sin fracturas sociales.

La ministra ha señalado que “los problemas globales como la emergencia climática o la desigualdad deben empezar a resolverse desde el ámbito local, al mismo tiempo que hay que reordenar lo desordenado porque las ciudades ya no piden expandirse sino rellenarse y regenerarse.

El protocolo actuará en ejes como la rehabilitación de viviendas a través de un Plan de Recuperación, el impulso a las políticas a la Ley de Vivienda y el Plan de Vivienda en Catalunya.