Jordi Tort, portaveu del grup municipal del PSC
Jordi Tort, portaveu del grup municipal del PSC

Con el nuevo Gobierno presidido por Pedro Sánchez, estamos ante una gran oportunidad para superar, por una parte, las políticas de austeridad y de resignación ante el aumento de la pobreza y de las desigualdades, y, por otra parte, el inicio de un proceso de diálogo político que había sido reclamado de forma muy mayoritaria por la sociedad catalana.

Los socialistas hemos defendido desde hace muchos años que sólo a través de un esfuerzo compartido de diálogo, negociación y pacto, podría ser abordada la división existente entre los catalanes así como el conflicto que se ha ido agravando entre las instituciones catalanas y españolas. La capacidad de pacto de fuerzas progresistas también abre un nuevo escenario en la política catalana, con unas elecciones a la vista que pueden permitir nuevas mayorías en el Parlament de Catalunya, y disponer de un Govern que priorice las políticas sociales respecto a los anhelos independentistas irrealizables.

El empeño de las tres derechas del llamado “Trifachito” de bloquear la vía política que se ha abierto a través de la investidura de Pedro Sánchez y la formación del gobierno de coalición progresista, sólo se explica bien por el rechazo a las políticas progresistas y de izquierdas o bien por el rechazo al diálogo entre las instituciones catalanas y españolas, o ambas razones a la vez. Las derechas no quieren aceptar el resultado de las urnas, pretendiendo paralizar el país para poder seguir con los recortes de derechos sociales.

En este momento, los y las socialistas ratificamos nuestro compromiso con las políticas progresistas y de izquierdas y en una dinámica de diálogo, negociación y pacto que permita superar el conflicto y el bloqueo de la política catalana.