candidat icv

candidat icv

Emma Blanco, portaveu del grup municipal

La ciudadanía griega es el espejo que refleja la luz de una salida digna para las personas a la crisis europea, de la cual somos perfectamente conocedores porque sufrimos sus efectos nocivos en nuestro día a día.

Grecia ha votado libremente esta semana, sin ceder a las presiones catastróficas de los discursos del miedo, que llevan años arruinándonos la vida, especialmente a los países del Sur de Europa. Lo ocurrido en la cu­na de la democracia, puede ser la chispa que devuelva el sentido co­mún a las políticas europeas y anteponga los intereses de la mayoría de la ciudadanía frente a grupos económicos y bancos que dictan las políticas de la Troika y arruinan a las sociedades europeas. La vacuna contra su estrategia neoliberal es el desarrollo de la democracia, la solidaridad y el crecimiento sostenible social y ambientalmente. La elaboración de un programa consensuado de reconstrucción económica ayudará a las economías afectadas por la crisis a liberarse del circulo vicioso de la recesión impuesto por la Troika.

Syriza, formada por 17 grupos políticos, personas de movimientos so­cia­les y políticos independientes dentro de una amplia gana de la iz­quier­da, es un ejemplo de que cuando hay voluntad de converger y se ha­ce con la clara voluntad de sumar para mejorar la vida de nuestros pue­blos y sociedades, es posible, desde el respeto a la pluralidad y amplitud de miras anteponiendo los intereses de la ciudadanía a los intereses partidistas.