Jordi Tort, portaveu del grup municipal del PSC
Jordi Tort, portaveu del grup municipal del PSC

En pocos días entramos en agosto, un mes vinculado al descanso, las vacaciones, las fiestas, compartir tiempo con familia y amigos. Entramos en un agosto distinto a los que conocimos, con rebrotes de COVID-19 muy cerca nuestro, y en el que toca tomar consciencia de la situación y hacer caso a las autoridades sanitarias en todos aquellos mensajes que nos envían.

Nuestra actitud individual delante de esas indicaciones va a ser la que consiga parar la propagación del virus, evitar contagios, personas enfermas, más muertes y sufrimiento de las familias. Es una situación excepcional a la espera de una vacuna o un fármaco que nos permita vivir de nuevo como habíamos conocido hasta ahora. Es complejo el reto, pero está en nuestra mano conseguirlo. Toca concienciarnos todos, especialmente nuestros jóvenes, se trata de vivir unos meses con mascarilla, distancia social y limpieza de manos, para a cambio poder seguir viviendo todos cuando tengamos remedio contra el coronavirus. La recompensa vale la pena.

Seguramente vamos a vivir con limitaciones a nuestras actividades habituales, parques infantiles, discotecas, bares musicales, y otras restricciones. Pero vale la pena intentarlo. Vale la pena no poner en riesgo la salud de las personas y también un nuevo posible cierre de negocios y empresas con una pérdida de puestos de trabajo que podría ser catastrófica para muchas familias ya hoy en dificultades.

Estamos convencidos de que Gavà va a estar de nuevo a la altura, como lo estuvo los meses de confinamiento, y queremos aprovechar estas líneas para agradeceros ese compromiso con la salud de todos y todas.