Jordi Tort, portaveu del grup municipal del PSC
Jordi Tort, portaveu del grup municipal del PSC

Tendremos elecciones generales el 28 de abril. A la derecha le estaba costando mucho asumir que Pedro Sánchez ejerciera de presidente del Gobierno y que estuviera aprobando medidas sociales y restituyendo derechos que el gobierno del PP nos había quitado. No aceptan que el primer Gobierno con más mujeres que hombres haya puesto en marcha más medidas para la igualdad de género en 8 meses, que Rajoy en 8 años.

Por otro lado, los partidos independentistas han preferido no dejar tramitar unos presupuestos que traían 2.200 millones de euros a Catalunya, 900 de ellos para infraestructuras básicas como carreteras y trenes de cercanías. El interés electoral por mantener la tensión ha prevalecido frente al de las personas que vivimos en Catalunya.

Unos y otros se han unido para no permitir que la mejora económica empiece a notarse también en los servicios y prestaciones a la ciudadanía. Al final todos salen ganando en aquello de “cuanto peor, mejor” y han primado el interés electoralista de sus partidos por encima del beneficio para la ciudadanía.

Ahora estamos delante de dos posibles escenarios: un Gobierno de Pedro Sánchez, que apueste por medidas sociales y por encontrar una salida dialogada y pactada al conflicto en Catalunya, o un gobierno de los tres partidos de la derecha cada vez más extrema que están instalados en una lucha entre ellos para ver quién es más racista, homófobo y machista de los tres.

El 28 de abril están en juego tus derechos: la igualdad entre hombres y mujeres, la no discriminación de los colectivos LGTBI, la educación pública de calidad, la sanidad universal, las prestaciones por desempleo y otros derechos básicos.

No hay un minuto que perder, nos estamos jugando el futuro: una España inclusiva, con más derechos, en la que cabe todo el mundo, o el retroceso de derechos que representa el llamado “trifachito”