Mónica Parés, portaveu del Grup municipal del PPC
Mónica Parés, portaveu del Grup municipal del PPC

Una vez pasado el temporal Gloria nos queda dar las gracias a todos los que durante esos días trabajaron para conseguir la normalidad, solidarizarnos con los damnificados de la ciudad, revisar costes, reparar daños y actuar desde el ámbito municipal pero también exigiendo a otras administraciones el cumplimiento de sus obligaciones con nuestra ciudad. Especial mención merecen Gava Mar y la zona agrícola de la ciudad en esa necesidad de actuación.

Estos temporales imprevisibles, los efectos del cambio climático han llegado para quedarse y por lo tanto, la prevención y la concienciación serán necesarias en las administraciones y en nuestra rutina diaria.

Pero hay otros temporales que desde el Partido Popular ya vamos anunciando desde hace años: el que vive la política catalana.

Cada una de las declaraciones de un dirigente independentistas supera a la anterior y la imagen que en los últimos días se ha dado en el Parlament de Catalunya está entre el esperpento y el bochorno de cualquier catalán de bien que se levante cada día por mejorar la calidad de vida de los suyos y de su país.

Estamos presididos por un Presidente inhabilitado, que sigue órdenes de otro fugado mientras que presos interceden en la política catalana pero ahora con una guerra abierta entre independentistas, entre los mismos que nos trajeron hasta aquí.

Y Pedro Sánchez, un Presidente que lo es gracias a ellos, calla, otorga, se reúne con Torra o no.

Por eso, ante el anuncio de convocatoria electoral que no sabemos quién convocará ni para cuándo sólo nos queda aunar esfuerzos, anteponer el interés general por encima del partidista, unir esas voces constitucionalistas para acabar con estos años de deterioro de las instituciones catalanas y de todo un pueblo que sólo quiere vivir en paz, concordia y libertad. Súmate