Bereniç (Pirutelosa) y Maitane (Suatxo) ganaron la final española celebrada en el Salón del Manga
Bereniç (Pirutelosa) y Maitane (Suatxo) ganaron la final española celebrada en el Salón del Manga

El primer fin de semana de julio de 2020 se celebrará en París la final del European Cosplay Gathering (ECG) el concurso de cosplay más importante de Europa que consta de dos categorías: individual y de grupos formado por un máximo de tres integrantes. El cosplay es un arte muy arraigado en la cultura popular japonesa que se basa en disfrazarse de un personaje de manga (comic japonés), anime (serie de animación basada en comic japonés), película o videojuego.

La gavanensa Bereniç Serrano y la bilbaína Maitane Santiago, (Piruletosa i Suatxo, son sus apodos de cosplayers), representarán a España en este concurso al ganar la final española celebrada en el XXV Salón del Manga de Barcelona. Ambas tuvieron que preparar una actuación de dos minutos y se basaron en la película de Disney, Brave. Bereniç se puso en la piel de la madre, la reina Elinor, i Maitane en el de Mérida, la hija.

El proceso creativo de confeccionar los trajes y explicar la historia les llevó meses, explica Bereniç “El primer paso fue decidir con mi compañera y amiga qué queríamos hacer, decidir los personajes y en base a ello explicar la historia de los personajes. Como la películaBrave es muy larga y en dos minutos no puedes explicar una película de hora y media, decidimos centrarnos en la primera parte, sobre todo en explicar el conflicto entre madre e hija que es lo más importante de la película. A partir de la idea inicial, planteamos el sketch de lo que queríamos explicar y diseñar el atrezo”. Confeccionar los trajes les llevó alrededor de tres meses.

En la final del European Cosplay Gathering tendrán que desarrollar una actuación de dos minutos y medio, ahora ambas están en el proceso de selección de diferentes posibilidades. En París estarán cinco días en los que participarán en diferentes eventos para los que necesitarán llevar tres trajes diferentes.

Bereniç Serrano ya fue representante de España en otro concurso de cosplay, concretamente en el Word Cosplay Sumit de 2009 celebrado en Japón. “Algunas de las diferencias entre los dos es que el de Japón tenía una agenda más repleta de actividades durante todo el día y tuve que confeccionar un mayor número de trajes” explica. En ese concurso internacional quedó segunda disfrazada de la protagonista de Candy Candy. Ahora a París las representantes españolas esperan quedar en una buena posición.

La afición de Bereniç por ser una cosplayer empezó en la adolescente “Con 15 años fui al Salón del Manga de Barcelona y vi que la gente iba y se disfrazaba. Decidí disfrazarme yo al año siguiente y hasta ahora”.

Desde su experiencia aconseja a las personas que quieran iniciarse en este mundillo que “hagan algo que le guste y con ilusión porque hacer un cosplay te quita muchas horas y además hay que invertir mucho dinero. Si no estás contento con el proyecto no vale la pena, sobre todo lo tienes que disfrutar”

PUBLICITAT