Miguel Herrera, portavoz del grupo municipal de PODEMOS

En el año 2050 comienza el Fin del Mundo. No es una novela de Stephen King, es el resultado de los últimos estudios científicos que recoge datos actualizados sobre cómo está afectando la actividad humana al planeta. Puede sonar catastrofista, pero es la realidad. Las inundaciones inéditas en Alemania, los incendios gigantes en Estados Unidos que han destruido este año una extensión similar a la que ocupa la Comunidad de Madrid. O los incendios en Canadá, donde un pueblo alcanzó los 50º durante días para finalmente ser devorado en 2 horas por un incendio debido a las altas temperaturas. Estos efectos también se notan en nuestro país donde las lluvias cada vez son más intensas y más fuertes (destrozando cultivos, que se lo digan a los/as pageses), pero llueve  con menos frecuencia, provocando sequías que matan los cultivos. Enormes riadas que arrasan calles y pueblos. Incendios cada vez más comunes. Vientos huracanados impropios de esta zona. Y así un largo etc. En definitiva vivimos una meteorología cada vez más extrema, impredecible y dañina, debido al cambio climático.

Por eso agradecemos las movilizaciones realizadas en nuestra ciudad, como la acampada, la “linea vermella” y el acto poético contra el Pla de Ponent. Y también la movilización contra la ampliación del aeropuerto, un gran éxito con más de 90.000 manifestantes, y agradecemos la lucha vecinal que da apoyo y moviliza a tantas/os afectadas/os. Ya que no hay un Planeta B, desde PODEMOS presentamos una moción en el último pleno contra la ampliación del aeropuerto. Hay alternativas posibles sin tener que ampliar el Aeropuerto del Prat lo que supondría la destrucción del Estany de la Ricarda, destrucción del delta, de su ecosistema, más ruidos, molestias vecinales, contaminación, etc. Todos los partidos nos dieron su apoyo, menos el PSC que votó en contra, posionándose así a favor de ampliar el Aeropuerto