Miguel Ángel Ibáñez, portavoz del grupo municipal de Ciutadans
Miguel Ángel Ibáñez, portavoz del grupo municipal de Ciutadans

El Pleno Municipal, celebrado ayer por la tarde, aprobó por unanimidad el Código Ético de Conducta y Buen Gobierno. El grupo municipal de Ciutadans votó a favor ya que “es una medida más para aumentar la confianza de los ciudadanos tantos en los políticos como en los cargos de confianza y en los cargos de dirección del Ayuntamiento”, ha manifestado esta mañana su portavoz Miguel Ángel Ibáñez a los medios de comunicación municipal.

Ibáñez ha asegurado que “desde Ciutadans hicimos varias aportaciones que se incorporaron al texto final pero hay una de las que hicimos, que consideramos especialmente importante, que no se ha recogido en este Código Ético. Me refiero al destino de las aportaciones que recibimos los grupos municipales para los gastos que tenemos”.

La propuesta, ha explicado Miguel Ángel Ibáñez, consistía en que “que cada año antes de final del mes de marzo cada grupo municipal debería presentar la contabilidad, es decir explicar en que se ha gastado ese dinero y se entrase en secretaria. Los años que hubiese elecciones pedíamos que esa contabilidad se entregarse 15 días después de haberse acabado el mandato”. Al no haberse incluido este punto Ibáñez lamenta que “no será de obligado cumplimiento y para nosotros era muy importante porque precisamente es dinero público y tenemos que responder delante de toda la ciudadanía con lo que hacemos con él”.

El portavoz municipal de Ciutadans ha anunciado que seguirán insistiendo para que esto “pase a ser una cuestión habitual y normal en el Ayuntamiento de Gavà. A aparte de eso votamos a favor porque consideramos que el Código en sí es un paso adelante hacia esa transparencia y esa confianza”.