Nueva Unidad de Diálisis en Bellvitge
Foto: Hospital de Bellvitge

El Hospital de Bellvitge ha inaugurado hoy una nueva Unidad de Diálisis que sustituye las anteriores instalaciones, y que moderniza y duplica la capacidad de las dependencias de que el hospital disponía hasta ahora. La nueva Unidad, que ocupa cerca de 1.000 m2 de la planta -1 del edificio principal del centro, está dotada con el equipamiento más avanzado y permitirá incrementar la actividad y dar un impulso importante a la diálisis domiciliaria. Asimismo, proporcionará más comodidad y seguridad a los pacientes, y potenciará la innovación y la investigación.

Las obras han durado más de un año y han sido el resultado de un innovador concurso público del Instituto Catalán de la Salud, adjudicado a la empresa Palex Medical, donde, entre otros aspectos, se ha valorado la adecuación del proyecto a las necesidades de la innovación y la investigación.

Con las nuevas instalaciones, la Unidad de Diálisis del Servicio de Nefrología del Hospital Universitario de Bellvitge pasa a disponer de 8 a 20 puntos para hemodiálisis de pacientes crónicos, de 2 a 4 puntos de hemodiálisis para pacientes aislados (incluyendo una habitación con presión negativa), y de 3 a 6 puntos de hemodiálisis para pacientes en hospitalización convencional. Asimismo, duplica la capacidad del área de implementación de técnicas domiciliarias (diálisis peritoneal y hemodiálisis domiciliaria) y amplía y renueva el área para nefrología intervencionista, donde se llevan a cabo las biopsias renales y la colocación de catéteres.

Foto: Hospital de Bellvitge

La nueva unidad dispone, como la anterior, de los equipos de hemodiálisis más avanzados y, como novedad, está dotada de una planta de agua para hemodiálisis de última generación, con sistemas de control y desinfección de alta tecnología.

El Servicio de Nefrología de Bellvitge lleva a cabo cada año unas 10.000 sesiones de hemodiálisis, la mitad en pacientes hospitalizados y, la otra mitad, enfermos crónicos con carácter ambulatorio. El hospital estima que las nuevas instalaciones permitirán que las sesiones ambulatorias pasen de las 5.000 actuales hasta cerca de 10.000. Por su parte, los pacientes hospitalizados podrán ver reducido al mínimo el número de sesiones que debían realizar en horario nocturno, que hasta ahora eran casi la mitad. En el caso de los pacientes en aislamiento, las nuevas instalaciones les ofrecerán las máximas garantías de seguridad.