Miguel Ángel Ibáñez, portaveu del Grup Municipal de Cs
Miguel Ángel Ibáñez, portavoz del Grupo Municipal de Cs

El estribillo de una antigua canción decía así: “Salud, dinero y amor, y el que tenga estas tres cosas puede dar gracias a Dios”.

Hoy a finales del maldito año 2020 y en medio de esta pandemia, mientras miramos con necesaria esperanza la llegada de la vacuna salvadora, quiero hacerles llegar mis deseos más sinceros para el próximo año 2021: Salud, Trabajo y Amigos.

Salud: porque mientras confiamos en la vacuna que no llegará a todos hasta mediados de año, tenemos que seguir siendo prudentes, usar la mascarilla, guardar las distancias de seguridad, etc., pues los contagiados sufren mucho física y psicológicamente, además las secuelas de este virus son muy diversas.

Trabajo: porque las consecuencias económicas del COVID se traducen en que España es el segundo país con mayor caída del Producto Interior Bruto (la riqueza de un país), solo cae más Argentina, y ello llevará al paro a muchas personas honradas y trabajadoras, haciendo desaparecer gran parte de la clase media que es la que da estabilidad y progreso social a los países.

Amigos: para poder reunirnos con ellos en un bar a tomar una caña, un café o lo que sea, porque lo importante es poder estar con ellos, hablar, volver a discutir de futbol o de cual es la moda para el verano que viene, porque esa cercanía contribuye a mantener esas amistades y nos aleja de un aislamiento social que nos convierte además en individualistas. Somos animales sociales, si dejamos de ser sociales lo que queda no es lo mejor de nosotros como raza humana.

En la carta a los Reyes Magos les pediremos también paciencia y prudencia hasta superar la crisis del Covid 19.