Miguel Herrera, portavoz del grupo municipal de GSSP

Desde GSSP y PODEMOS Gavà apoyamos todas las movilizaciones populares y sociales. Estamos del lado de la libertad de expresión, de la voluntad de compartir ideas públicamente desde el respeto. Por esto dimos apoyo a que la gente pudiera participar en el 1-O si esa era su voluntad. No nos sumamos como partido, porque el independentismo no es nuestra movilización, pero nunca le negamos a nadie que pudiera participar libremente. Por todo esto nos pareció un error y un horror la represión contra la ciudadanía el 1-O, o las palabras del rey los días siguientes, o la aplicación del 155. Pero también hay puntos del 1-O en los que no coincidimos. Que la gente pueda manifestarse y opinar no ha justificado todos los errores políticos que de un lado y otro se han cometido. No justifica saltarse las leyes del Parlament el 6 y 7 de septiembre. No justifica decir que se habla en nombre de una mayoría cuando eso no es cierto.

Tampoco ha sido justo para las propias catalanas y catalanes independentistas las mil promesas falsas y vacías del Procés. Una especie de “realismo mágico” a la inversa, que incluso el programa “Polònia” de TV3 ha terminado ridiculizando: estructuras de estado ya terminadas que luego han reconocido que no existían; jugar con el sentimiento de la gente prometiéndoles una Declaración Unilateral de Independencia que ya se sabía imposible; apoyos internacionales inexistentes… De un lado y del otro se ha jugado con la gente. Al final son siempre las clases populares y más humildes las que pagan el precio de los juegos turbios de la política. No es justo lo que se ha hecho con la población catalana, tanto de un lado como del otro. Nosotras/os seguiremos apostando por un Referéndum legal, pactado y vinculante.
Dejad que el pueblo hable por si mismo y dejad de decirles lo que tienen que pensar.•