La parada Pollería Antonia-La Botiga del pollastre de MercaGavà
La parada Pollería Antonia-La Botiga del pollastre de MercaGavà

Pollería Antonia-La Botiga del pollastre y Tot a granel son dos de las paradas de MercaGavà que, ante el estado de alerta en el que estamos viviendo, decidieron implantar el servicio a domicilio para facilitar las compras a sus clientes habituales y contribuir a que el coronavirus no se propagase. “Nosotros no disponíamos de este servicio a domicilio. Pero debido a la situación de confinamiento en las casas decidimos ponerlo en marcha, como han hecho otros compañeros, y así evitar que no haya tanto movimiento de personas por el mercado” explican los regentes de ambas paradas, Ana Barba e Ismael Salamanca. Ambos aseguran que el servicio “está marchando bien. Al ponerlo en las redes sociales nos ha llamado mucha gente que no eran clientes habituales” y avanza que “esto nos ha hecho formar un nuevo negocio con todo lo que conlleva: forma de pago, gestión y además hemos contratado a una empresa de transporte”

El servicio se ofrece de lunes a sábado para compras superiores a 30 euros, si es inferior se cobra un suplemento de 5 euros. La distribución, además de Gavà, también la realizan a los municipios vecinos de Castelldefels, Viladecans y Sant Climent. “Lo que estamos es intentando aplicar lo que dice la ley de salir a comprar lo menos posible para hacer la compra habitual y evitar los contagios. Nosotros le llevamos nuestros productos a casa haciendo un esfuerzo porque ponemos los mismos precios que si compraran aquí. Se lo llevamos pero para que haga la compra semanal. Si es una compra mínima tiene suplemento de 5 euros”, argumenta Ana Barba.

Los pedidos tanto para Pollería Antonia-La Botiga del pollastre como para Tot a granel (legumbres, frutos secos y platos cocinados) se realiza llamando al teléfono de la tienda 93 681 57 85 o a través de WhatsApp 601 11 04 21.

“Cuando nos llama una persona le informamos de nuestro género y aprovechamos para darles los teléfonos de las paradas de ternera, fruta, pescado que también realizan el servicio. El objetivo es quedarse en casa y nosotros desde aquí les llevamos lo que necesiten de producto fresco para una semana”, explica Ismael Salamanca.

La forma de pago tiene especial importancia también asegura la titular de ambas paradas de MercaGavà “intentamos que no nos paguen en efectivo para evitar contagios y vernos lo menos posible. Por eso el sistema de pago que preferimos es Bizum o transferencia. Pagar en efectivo o con tarjeta al final es tener contacto con la otra persona y no es esa la idea”, añaden los titulares del negocio.

Finalmente Ana Barba hace un llamamiento para que se utilice este servicio “es un esfuerzo que hacemos con el objetivo de abastecer de alimentos a las personas. Los precios son los mismo. Es nuestro granito de arena que se suma a todos los esfuerzos que está haciendo todo el mundo para parar la pandemia. La única manera de conseguirlo es quedándonos en casa y exponiéndonos lo menos posible” .