El portavoz de Cs en el Ayuntamiento de Gavà, Francisco Gavilán
El portavoz de Cs en el Ayuntamiento de Gavà, Francisco Gavilán

En diciembre, desde Cs, presentamos una moción para defender a los escolares y los derechos de los padres. Esta moción decayó principalmente por el voto en contra del PSC. Pedíamos algo muy lógico para un demócrata: defender la educación en nuestras dos lenguas oficiales, que se respetaran las sentencias judiciales y que no se señalara públicamente a las personas por la lengua que usen. 

En enero presentamos una moción para que se retirara el impuesto catalán del CO2, que se suma a la cantidad de impuestos que pagamos en Cataluña, pero que en el resto de España no se pagan. Solo por comparar, nosotros tenemos 15 impuestos propios y Madrid 0. Este impuesto no es ni progresivo ni verde ni mira por aquellos que menos tienen, porque a muchos les gustaría tener un Tesla, pero resulta que no tenemos ni un parking con punto de carga. Ahora bien, los partidos de Gavà autollamados de izquierdas, todos y cada uno de ellos, votaron en contra de eliminar este impuesto. Sin duda hay que tomar conciencia medioambiental pero no cargar siempre el coste hacia los trabajados, que es lo que hacen el PSC, ERC y Podemos. Todavía es más curiosa la situación de Gavà. Un municipio donde el equipo de gobierno dice que es verde e impone el Pla de Ponent, donde se carga tropecientos árboles y, en cambio, anuncian que plantaran 150 árboles nuevos… con esto no se arregla el desastre medioambiental de un Plan que a todas luces acabará imponiendo el partido socialista, a pesar de las demandas vecinales en contra.