Vox Gavà ha votado en contra de la incorporación de Gavà, a partir del mes de julio, a la nueva Zona de Bajas Emisiones Metrópolis Barcelona. La medida, aprobada en el Pleno de febrero, comportará que los vehículos que no dispongan de etiqueta ambiental no podrán circular por la práctica totalidad del casco urbano, entre las 7 y las 20 horas de lunes a viernes, y las sanciones por incumplimiento se empezarán a aplicar el 1 de septiembre a turismos y motocicletas, y a partir de enero del 2025 a furgonetas, camiones y autocares.

El portavoz del grupo municipal, Marc Cívico, argumentó su posicionamiento “porque dicha medida va en contra del artículo 19 de la Constitución Española, el que determina el derecho fundamental a la libre circulación, y porque genera una gran desigualdad. Es una medida discriminatoria al afectar directamente a las clases trabajadoras, autónomos pymes y pequeños comerciantes que no tienen los suficientes recursos económicos para cambiarse de coche”.

Cívico asegura que “también se trata de una medida impopular, ya que según una encuesta del RACE el 61% de los preguntados mostraron su rechazo a la Zona de Bajas Emisiones. Además estamos hablando de su comienzo porque los siguientes plazos prometen ampliar las restricciones y las tasas para permisos de paso o circulación”.

Por todo lo expuesto Vox pidió al gobierno local “la paralización de la Zona de Bajas Emisiones y, en todo caso, que no se impongan sanciones a los conductores ya que son los ayuntamientos, a través de las ordenanzas, quienes definen el régimen sancionador, es decir disponen de autonomía para aplicar las , y si deciden aplicar estas nuevas sanciones supondrá otro duro golpe al bolsillo de los más vulnerables”.