Miguel Herrera, portavoz del grupo municipal de PODEMOS

La etapa de la pandemia nos ha evidenciado muchas cosas: es más importante para la vida el trabajo de limpieza que el trabajo en Bolsa, hacer pan es más difícil de lo que pensábamos, ver a nuestros seres queridos no es solo un placer sino una necesidad, que se respira mejor y el aire está más limpio cuando la industria se detiene, que es más placentero andar por un bosque que andar por asfalto. Ahora sabemos que algo más pequeño que una mota de polvo puede paralizar al ser humano en todo el planeta. Sabemos que vendrán más pandemias y que muchas se podrían evitar si protegiéramos la naturaleza. Los científicos explican que al acabar con el medio ambiente y la biodiversidad estamos acortando las cadenas alimenticias de las especies. Eso hace que aumenten los posibles contagios de animales enfermos al ser humano, lo que significa que cuanta más naturaleza se destruya más pandemias viviremos.

Por eso debemos seguir luchando por proteger los espacios naturales, proteger nuestros bosques, proteger la naturaleza que nos da la vida. Y por eso desde PODEMOS nos unimos a las iniciativas de la ciudadanía de Gavà, Castelldefels y Viladecans en su lucha contra el Pla de Ponent y contra la destrucción de Can Sellarés, y aplaudimos todas las acciones que nuestras vecinas y vecinos llevan a cabo para proteger estos espacios. Porque recordemos que cuando se trata de proteger la naturaleza no solo hablamos de talar o no unos árboles, hablamos de calidad de aire, de renovación de oxígeno, de control de temperaturas y humedad gracias a plantas y árboles, de mayor biodiversidad que evite futuras pandemias.

Los políticos/as deben ser conscientes de los riesgos contra la humanidad que comportan sus acciones, y la gente debe pararles los pies cuando se ponga en riesgo la naturaleza. Debemos pensar que todo lo que destruyamos hoy se convertirá en problemas para el futuro.